Cel. 333 661 44 88
Tels. (01 33) 36486243 / 44 / 45 / 46
Guadalajara, Jalisco.

Fracturas de Columna Vertebral

Se caracterizan generalmente por rupturas en los huesos, en caso de que el hueso roto rompe la piel (huesos largos) se denomina fractura abierta o compuesta. Comúnmente se deben a accidentes, aunque también pueden deberse a la pérdida de masa ósea y la osteoporosis.

Las fracturas de la columna vertebral, son lesiones que ponen en riesgo la función y protección de los elementos neurológicos. Según el mecanismo de lesión y el nivel de afectación, normalmente la médula espinal termina a nivel de la unión de las vertebras del tórax con la primera vertebra lumbar en L1, de esta región anatómica al hueso sacro. La lesión es sobre las raíces nerviosas que forman el nervio ciático.

Las fracturas son rupturas, generalmente en los huesos. En caso de que el hueso roto rompe la piel (huesos largos), se denomina fractura abierta o compuesta. Las fracturas comúnmente se deben a accidentes, aunque también pueden deberse a la pérdida de masa ósea y la osteoporosis, que causa debilitamiento de los huesos.

En las fracturas de la columna vertebral en general se clasifican como:

– Estables o Inestables de alta o baja energia
– Con o sin componente de luxación
– Lesión o no lesión neurológica
– Heridas por arma de fuego

La estabilidad de la columna vertebral, esta dada por los músculos, ligamentos, articulaciones y las mismas vértebras, cuando existe un daño o sobre-carga de estos elementos anatómicos, se presenta la inestabilidad.

TRATAMIENTOS

Conservador y Quirúrgico:

El tratamiento inicial de las lesiones de columna vertebral, es en el lugar del accidente y se resume en los siguientes pasos:

1. Evaluación de las lesiones, mantener vía respiratoria, y circulación sanguínea.

2. Reanimación, garantizar el aporte de oxigeno.

3. Inmovilización de toda la columna vertebral, en especial la del cuello, mediante un collarín provisional, si lleva colocado un casco no tratar de quitarlo, solo la carátula para ver vías respiratorias, y colocarlo en tabla rigida para su traslado a Urgencias. Se recomienda uso de ambulancia terrestre para no más de 80 kms, y helicóptero de 80 a 240 kms. al Hospital, según la lesión.

Tratamiento no quirúrgico:

Se contempla cuando haya un grado suficiente de estabilidad vertebral y que no aparezcan deformidades progresivas y con afectación neurológica.

Tratamiento quirúrgico:

Se realiza cuando la fractura es inestables, cuando el grado de deformidad o de alineación es progresivo y doloroso, deterioro del estado neurológico y la situación clínica del paciente.

Una atención médica oportuna y la descompresión neurológica inmediata ayudan a preservar y mejorar la función.

Cuando la cirugía, no se puede llevar a cabo, se coloca una inmovilización y tracción ósea provisional, hasta lograr la cirugía definitiva. Los avances en las técnicas quirúrgicas y los implantes hoy en día, han evolucionado de manera satisfactoria para permitir una movilización precoz y enérgica del paciente.

Cuando la fractura es inestable y multifragmentada, se reseca la vertebra y los discos vertebrales y se coloca un espaciador vertebral, con injerto óseo.

En fracturas de bajo impacto y estables en osteoporosis se coloca un derivado de cemento acrílico, a través de la piel, técnica llamada vertebroplastía o cifoplastía con balón.

OBJETIVOS

Toda técnica quirúrgica que se realice debe cumplir con los principios básicos de descompresión neurológica, estabilización y/o reconstrucción.