Cel. 333 661 44 88
Tels. (01 33) 36486243 / 44 / 45 / 46
Guadalajara, Jalisco.

Tratamiento No Quirúrgico de la Hernia de Disco

El dolor en el cuello y espalda, es una de las molestias más comunes, se sufre hasta en un 80%, en algún momento de la vida y no todos se operan.

La mayoría de los pacientes no necesitan cirugía! Inicialmente, el doctor puede recomendar una terapia aplicando frío/calor, inmovilización, medicamentos y rehabilitación, una vez superado el momento agudo del dolor, realizar una Historia clínica del padecimiento, estudios de laboratorio y radiografías, para establecer el diagnostico y el tratamiento definitivo.

Durante las primeras 24 a 48 horas, la terapia es a base de frío ayuda a reducir la hinchazón, los espasmos musculares y el dolor, al disminuir la circulación de la sangre en el área de la lesión.

Después de las primeras 48 horas puede aplicarse terapia a base de calor o alternas con frio. El calor aumenta la circulación para calentar y relajar los tejidos blandos. Una mayor circulación ayuda a arrastrar y eliminar las toxinas irritantes que pudieran acumularse en los tejidos como consecuencia del espasmo muscular, daño del disco vertebral o de otras estructuras vecinas a la lesión .

Nunca aplique hielo o calor directamente sobre la piel; se recomienda envolver la fuente de frío o de calor en una toalla gruesa durante 15-20 minutos cuando mucho, 3 o 4 veces al día. Uso de collarín cervical o faja lumbar temporal.

Los medicamentos pueden incluir un antiinflamatorio para reducir la hinchazón, un relajante muscular para calmar los espasmos y un analgésico (narcótico) para aliviar el dolor intenso, pero de corta duración (dolor agudo).

El dolor de leve a moderado puede tratarse con antiinflamatorios no-esteroideos (Aines). Estos últimos funcionan aliviando tanto la hinchazón como el dolor. Comente primero el uso de Aines con su médico.

Después de aliviar el momento agudo, sin dolor, se inicia la rehabilitación, la higiene de columna: el saber como moverse, sentarse, levantar peso, y medidas que sirven de profilaxis de los mecanismos de lesión.

El dolor crónico, es debido a que existe o evoluciono una lesión que inicialmente era estable, la lesión parcial del disco vertebral, de ligamentos, de músculos o en las vértebras, paso a ser una lesión inestable.

No se mencionan otras alternativas de terapias porque carecen de fundamentos científicos, como es el uso de la ozonoterapia, (si esto funcionara lo aplicaríamos en todos los padecimientos), el 70% o más del dolor se cura con las indicaciones anteriores, (evolución natural de la enfermedad), solo darle tiempo a que desaparezca la inflamación, la contractura muscular y se realice el diagnostico correcto para su tratamiento definitivo.

Por lo tanto, el tratamiento no quirúrgico, se basa en el tipo de lesión, que no exista daño de elementos anatómicos que comprometan las estabilidad, sin daño a la función articular, sin daño neurológico y siguiendo las indicaciones de su médico.