Cel. 333 661 44 88
Tels. (01 33) 36486243 / 44 / 45 / 46
Guadalajara, Jalisco.

¿Por qué se hace la hernia de Disco? ¿Cómo tratarla?

La resección del o los discos (disectomía) es el tratamiento de elección, cuando el dolor es intratable, o existe presencia progresiva de lesión neurológica. Se obtienen mejores resultados cuando se realiza la cirugía de forma programada y con los materiales o implantes idóneos, para cada caso.

En lo particular recomiendo el uso de prótesis de disco vertebral, o una combinación de caja y prótesis cuando es más de un nivel afectado, para tratar en lo posible de mantener el movimiento natural de la columna vertebral lumbar y cervical.

Entre las vértebras que forman la columna hay discos blandos (anillo) rellenos de substancia gelatinosa (núcleo). Estos discos sirven de amortiguación y mantienen a las vértebras en su lugar. Cuando uno de estos discos se rompe, se provoca una hernia, escapándose la substancia gelatinosa y sustancias químicas que irritan a los nervios cercanos. Esto es la causa de la ciática o dolor de espalda o lumbago.

La hernia de disco es mas común en personas jóvenes, ya que contienen mayor porcentaje (en el núcleo) de agua y como la función del disco es soportar y distribuir las cargas del peso corporal, el anillo se rompe y expulsa el núcleo hacia los elementos nerviosos, provocando dolor.

En personas adultas mayores el contenido de agua, disminuye considerablemente, perdiendo su función de soportar el peso, el disco pierde su altura, por lo que ocasiona disminución del espacio entre las vertebras, (disminución de talla corporal) y en algunos caso compresión de los elementos neurológicos (ciática) y lesión de las articulaciones entre las vertebras (lumbalgia).

Otros factores que pre-disponen una hernia de disco son:

– Los levantamientos de objetos pesados
– Los levantamientos de objetos en una postura asimétrica o con el cuerpo girado
– Obesidad
– Tabaquismo
– Exposiciones prolongadas a vibraciones de entre 4 y 5 Hz.

La hernia del disco puede aparecer en la columna cervical (cuello), torácica (tórax) y lumbar (espalda baja), en un nivel o en varios.

Los síntomas son dependiendo la localización de la hernia. Si la hernia de disco está en el cuello, el dolor es de tipo calambre o eléctrico con irradiación hacia la nuca, cuello uno o ambos brazos, y con disminución de fuerza y sensibilidad.

Si la hernia de disco está en la espalda baja (lumbar), mismos síntomas pero con irradiación a la nalga y parte posterior de las piernas hasta los dedos del pie.

Los diagnósticos diferenciales pueden ser:

– Lesión en la raíz nerviosa, y médula espinal.
– Hemorragias
– Abscesos, sobre todo en personas diabéticas o inmuno-deprimídas
– Tumores
– Quiste sinovial o ganglión.
– Tumores intra pélvicos

Existen diferentes tipos de abordajes quirúrgicos y sus tratamientos, aquí se mencionan los más comunes, según la localización de la hernia de uno o más niveles, enfermedades agregadas y la zona afectada, en casos especiales se comentaran en la consulta, cada uno de ellos.

Cuando se decide el tratamiento quirúrgico, el paciente y/o los familiares junto con su cirujano deberán entender el potencial de mejoría, riesgos y beneficios, experiencia del cirujano con la técnica y material quirúrgico que se esta sugiriendo para su mejor resultado y pronostico a largo plazo y su integración a la vida laboral, social etc. Nunca tema pedir una segunda opinión.

TRATAMIENTO

La resección del o los discos (disectomía) es el tratamiento de elección, cuando el dolor es intratable, o existe presencia progresiva de lesión neurológica.
Se obtienen mejores resultados cuando se realiza la cirugía de forma programada y con los materiales o implantes idóneos, para cada caso.

Una vez realizada la disectomía, queda el espacio libre (donde existía el disco dañado), lo ideal es suplir ese espacio y colocar algún implante, ya sea caja o prótesis de disco.

En lo particular recomiendo el uso de prótesis de disco vertebral, o una combinación de caja y prótesis cuando es más de un nivel afectado, para tratar en lo posible de mantener el movimiento natural de la columna vertebral lumbar y cervical.

En algunos casos solo basta quitar la parte “herniada”, que es el núcleo, liberar ligamentos y hueso que estén comprimiendo al nervio (recalibraje). Según cada caso en particular, se tienen que revisar muchos factores para realizar esta técnica quirúrgica.

OBJETIVOS

Toda técnica quirúrgica que se realice debe cumplir con los principios básicos de descompresión neurológica y estabilización.